Belleza

Consejos para lucir Pelazo (IV) Cómo tratar la caspa.

como cuidar tu caspa by homoboticarius

CASPA

Hola a todos

Gracias por leer este blog.

Pelazo y caspa no combinan demasiado bien.

La caspa es una alteración del ciclo de crecimiento de la piel.

En la pubertad afecta a la mitad de la población mundial de ambos sexos, es un fenómeno con baja repercusión en la salud pero de altas connotaciones estéticas, porque se asocia a falta de higiene y ofrece una imagen poco atractiva de quien la padece.

Habitualmente no apreciamos la regeneración del cuero cabelludo, (que es constante), pero por causas no totalmente definidas se desregula el proceso natural y se produce una renovación acelerada y excesiva de las células epiteliales, esto ocasiona el desprendimiento excesivo de las células del cuero cabelludo acompañado de irritación y en ocasiones inflamación. Se altera la función barrera de la piel. 

Uno de los datos contrastados es la alteración de la flora bacteriana que tenemos normalmente en nuestro cuero cabelludo.

Se discute sobre el papel del principal microorganismo implicado el hongo malassezia que pasa de ser de un 40-45% de la flora normal, (la habitual en nuestro cuero cabelludo) a estar presente en un 75% pero también parece importante la alteración de los porcentajes de crecimiento de otros microorganismos como las propionobactacterias y estafilococos.

Por tanto tenemos claro que uno de los aspectos que debemos tratar es una sobrepoblación de hongos y bacterias.

Si lavamos regularmente nuestro cabello la caspa seguirá apareciendo.

No se conocen todos los motivos por los que cambia la microflora, pero el frío, la humedad, el estrés, la pubertad, (niveles hormonales), problemas de hidratación o exceso de sebo, malas practicas de cuidado del cuero cabelludo… son factores desencadenantes o favorecedores de estos procesos.

Hay que realizar una buen diagnóstico porque la caspa puede ser seca o grasa y se deben de tratar de modo diferente para tener éxito en su control. También hay que saber diferenciarlas de una dermatitis seborreica, que es un proceso parecido, (incluso se discute si no es el mismo), pero más grave y crónico, o de una psoriasis. Estos otros procesos descamativos requieren tratamientos diferenciados.

Cualquier tratamiento para la caspa, implicará PERSISTENCIA, lo siento pero un bote de champú y ya está…. NO, no es suficiente.

Tendréis que tener paciencia y ser tenaces, no será tan fácil, suele haber rebrotes. El proceso pasa por ciclos, épocas agudas y otras de menor visibilidad en las que por ser menos visible no significa que haya desaparecido.

La constancia es fundamental para acabar con la caspa.

Productos adecuados

Los tratamientos deben de diseñarse con estrategias múltiples que combinaran mejoras del nivel de hidratación o la regulación de la producción de sebo, la corrección de la flora microbiana y los síntomas como el picor y la inflamación.

Por tanto: El bote de champú que acaba con la caspa en una semana o dos no existe.

Los tratamientos mejoran la sintomatología, por lo que de usarlos… a no usarlos apreciaremos diferencias, pero para acabar realmente con el problema hace falta más. la mejora inicial te puede llevar a confusión porque puede ser momentánea si no continuas un tratamiento estructurado.

Lo siento todos queremos soluciones rápidas y fáciles pero aún no las tenemos, no os engañéis, que no os engañen.

Se suelen diseñar tratamientos que combinan fases de ataque y mantenimiento.

Productos de tratamiento alternados con el empleo de champús suaves, por ejemplo días alternos o cada 2 días.

También es común y muy beneficioso el empleo rotativo de diferentes productos para no crear resistencias bacterianas o fúngicas.

Tened claro por tanto que no debemos de emplear un único producto siempre o terminará por no ser útil y que no son recomendables los tratamientos muy agresivos porque ambas prácticas causan fácilmente fenómenos “rebote”.

Es importante tratar la inflamación y la regulación del estado de hidratación/grasa del cuero cabelludo porque si no tendemos a conseguir equilibrar estos factores (además del componente bacteriano), se producirá un bucle de inflamación, irritación, reinfección, un proceso retroalimentativo de la caspa.

La irritación en la caspa seca descenderá considerablemente si logramos mejorar la capacidad de barrera de la piel y mantener una hidratación nivelada y la seborregulación es crucial en los casos de caspa grasa.

En determinados momentos puede ser útil el empleo de exfoliantes y productos que remuevan la capa externa del cuero cabelludo porque esta retirada puede estimular la producción de una nueva capa celular que crezca ordenada y con la estructura correcta para mantener la función de defensa. Tiramos un muro mal hecho para construir uno con todos los ladrillos bien colocados.

Pero no se puede abusar de estos tratamientos, no serían eficaces, deben de estar supervisados en su intensidad y frecuencia por profesionales.

En general es la filosofía holística la que da mejor resultado, analizar todos los factores en global y actuar contra todos. Por ejemplo si mantenemos un nivel de estrés elevado, utilizar productos que lo disminuyan ayudará a combatir la caspa. La optimización de la dieta, de los cuidados adecuados del cabello (secado, peinado, etc.)…

Persiste

Algunos tratamientos  incluyen productos con olor llamemoslo “singular” que no ayuda a su empleo repetido en un adolescente y además pueden causar  irritación o aumento de la temperatura en la zona. Hay que sobreponerse y continuar el uso si queremos librarnos de tan poco glamourosa alteración.

Por favor no abandonéis los tratamientos porque estos inconvenientes de empleo (aún no resueltos en muchos productos), os compensarán; si sois constantes, lograreis acotar en el tiempo e intensidad este fenómeno.

Respecto al modo de aplicación hay que concienciarse de que estáis lavando vuestro cabello con un producto de tratamiento y para que sea más efectivo debe de permanecer un tiempo en contacto con el cuero cabelludo, aguantad unos minutos con el producto antes de enjuagar. Y es importante enjuagar bien para que no queden restos del tratamiento que pueden causar irritación.

Para identificar vuestro tipo de caspa debéis observar si la descamación es en pequeñas escamas o en placas, si es seca o es húmeda. Si padecéis irritación y picor intenso o no en demasía, con esos datos y algunas cuestiones sobre vuestros hábitos de vida, los profesionales os pueden preparar un protocolo adecuado.

Si sufrís un episodio de caspa grasa el control de la ingesta de azucares y grasas saturadas (bollería, dulces, exceso de comida rápida…) ayudará a mejorar vuestro estado. Y también se ha demostrado que mantener un nivel correcto de vitaminas del grupo B y de zinc es muy conveniente.

Hay una serie de remedios caseros que tienen su cierto fundamento porque buscan cambiar el pH para combatir la sobreinfección (bicarbonato, limón) o hidratar el cabello (aceite de oliva) pero los productos comerciales están diseñados para optimizar en una fórmula más equilibrada y eficiente estas estrategias y otras muchas. Su efectividad, su equilibrio es mucho mayor.

No os detallo los productos porque es muy conveniente su empleo asesorado por un profesional.

Será muy recomendable emplear antifungicos, antimicrobianos, probióticos y promotores de la correcta flora microbiana. Acudid a vuestra farmacia y os podrán recomendar una estrategia en varios pasos. Y en casos más graves no dejéis de pedir cita en vuestro dermatólogo para lograr un control eficaz.

Por ultimo: La caspa no es contagiosa, a pesar de su componente microbiano, tenéis que estar informados de que la alteración microbiana se produce en vuestra cabellera por una serie de factores específicos y personales que hacen que en esa etapa seáis sensibles y se desequilibre el estado de vuestro cuero cabelludo específicamente.

Es un fenómeno personal y multifactorial.

En las cabezas vecinas no se van a desencadenar estos fenómenos por usar el mismo cepillo o lavarse con la misma toalla, (aunque no sea recomendable por higiene general realizar estas prácticas).

Hasta pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *